domingo, 3 de junio de 2007

Pirotecnia: impacto sobre la fauna urbana y hechos

San Isidro, 24 de Diciembre de 2006
Por: Ma. Cecilia Güimil
Convivencia Animal
Acercándose las fiestas me vuelve la preocupación por los daños que causa el uso de la pirotecnia.

En el día de ayer he hablado con vecinos y he escuchado los relatos más espantosos en relación a los hechos que ocurrieron.

Quería recopilar algunos datos y anécdotas para convencer que es verdad que la pirotecnia es algo sumamente peligroso.

Quien tienen mascotas pueden observar el miedo y pánico que se apodera de ellos. He escuchado casos donde perros rasgaron puertas hasta sangrar para poder huir y refugiarse en un lugar seguro. El número de animales perdidos en los centros de zoonosis aumenta considerablemente en estas épocas, mucha gente ha perdido animales que huyen desesperadamente, en mi cuadra hemos perdido una perra en una navidad a la que nunca más encontramos. También es común que estos animales mueran atropellados.

Otros hechos lamentables son los que ocurrieron en la Reserva Ribera Norte de San Isidro. En una ocasión los estruendos de un fin de año espantaron a toda una colonia de garzas. Ellas arriban a la reserva todos los años entrada la primavera, en donde anidan. Como consecuencia de esa huída los huevos se han perdido y los pichones han muerto.

Pero el que más me impactó es el relato de las fiestas que hizo en tres ocasiones TELEFE en el Hipódromo de San Isidro. Cabe destacar que la arboleda en toda esa zona es muy frondosa y alberga una gran cantidad de aves.

Durante el show de fuegos artificiales vecinos que viven en los edificios frente al hipódromo, veían con horror como innumerables aves chocaban contra sus ventanas en la desesperada huída.

Quienes al otro día han salido a correr por allí, observaron como recolectaban con palas cantidad de aves muertas.

No sólo murieron aves, también caballos de carrera que en su desesperación por huir, sufrieron fracturas y por ello luego hubo que sacrificarlos.

Creo que basta con estos ejemplos para darnos cuenta del impacto que causa sobre la fauna urbana el uso de pirotecnia.

Ni contar con los daños que se producen sobre todo, en jóvenes y niños, donde constantemente todos los años se producen serios accidentes de quemaduras, mutilaciones, perdidas de ojos, auditivas y hasta muertes (entre ellos el triste show de Cromagñon).

Basta estar cerca de un petardo, bomba de estruendo, mortero para darse cuenta que eso es realmente peligroso y que debería estar solo reservado a manos expertas y no a la población común.

Yo misma cuando era chica esperaba las fiestas y miraba al cielo esperando ver el espectáculo de luces. Pero sin saber que mientras uno se divierte se ocasionan crueles muertes, serios accidentes y sufrimientos.
No podemos ser tan egoístas.
No usemos pirotecnia.

Links relacionados:

1 comentario:

Claudia dijo...

LA CANTIDAD DE PIROTECNIA UTILIZADA ES INVERSAMENTE PROPORCIONAL AL COEFICIENTE INTELECTUAL DEL QUE LA USA.